entrada
arquitectura bisagra

Copiemos bien el proceso de la Mediateca de Sendai

Recomiendo la lectura del post de Santiago de Molina Renacimiento de la participación: La Mediateca de Sendai en el blog de La Ciudad Viva

Al ver las frías publicaciones de arquitectura con sus impecables fotografías no lo entendía del todo. Atrae pero no se entiende. Comienza Santiago de Molina diciendo:

“La última década del olvidado siglo XX puede ser considerada el verdadero punto de emergencia de proyectos que sintieron necesario incorporar las nuevas posibilidades de interacción con el habitante por mediación de las nuevas tecnologías.

Hemos ya visto como el desarrollo de modelos de participación en la arquitectura habían sido explorados desde mediados del siglo pasado. Sin embargo la estrategia de la “participación” se puso de nuevo en el centro del escenario de la arquitectura mundial gracias a proyectos como el de la Mediateca de Sendai, de Toyo Ito, donde de pronto,  cristalizaron muchas de las aspiraciones de una red cada vez más poderosa y de una forma de trabajo olvidada para la arquitectura.”

En estos momentos pienso que en cada oportunidad de intervención en lo urbano debemos buscar en la participación la clave para pasar de hablar de proyectos a hablar de procesos, que a su vez incluyen uno o varios proyectos. Se asocia proyecto a autor, arquitecto o ingeniero, y se asocia proceso a gestor. Se gestionan procesos para hacer posibles proyectos previos. Es lo que nos han enseñado y lo que hemos estado haciendo.

Me interesa el ejemplo de la Mediateca de Sendai como ejemplo de proceso. Los arquitectos hemos de estar dispuestos a acompañar con la arquitectura y nuestras decisiones caligráficas (como dice Patxi Mangado) al proceso de reflexión y deducción que justifica la necesidad del usuario. Toyo Ito en la mediateca hace de gran tramposo (como acepción de artista según Oteiza) y hace el doble juego ejemplarmente: provoca un proceso y conduce un proyecto.

Concluye Santiago de Molina en su entrada:

“Si bien los procesos de participación asociados a las nuevas tecnologías fueron, en este caso, quizás más un elemento catalizador intrínseco al encargo, que un elemento generador de la arquitectura, también es cierto que el proyecto de Toyo Ito recogía la sensibilidad de toda una época para recuperar un sentido de lo público y de la participación, arrinconado en algún lugar oscuro, en un tiempo de golpes de efecto, espectáculo y vacía iconicidad.”

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

fidelvza en twitter

A %d blogueros les gusta esto: