entrada
ciudad / urbanismo

De algunos miedos en la ciudad a Minority Report

Leo el recomendable post La ciudad del miedo de Stepienybarno en La Ciudad Viva hablando de la ciudad y el miedo, y a la vez en televisión emiten la película Minority Report,… una casualidad que me provoca.

Puede parecer que en las ciudades el miedo se hace visible en espacios públicos faltos de vida. Recuerdo mi barrio de la infancia y el descampado que nos separaba de otro en el que la delincuencia era algo más que una mala fama. Además de un aparcamiento poco ordenado era un buen sitio para que te robasen la bici o las monedas con las que ir a comprar el pan. Con el tiempo y el buen urbanismo postolímpico aquel vacío urbano se urbanizó e hizo rambla y lo que separaba y generaba desconfianza luego unió a vecinos, se convirtió en un ejemplo de tantos espacios en Barcelona para crear ciudades que favorezcan la cohesión de la ciudad, que respeten la identidad de cada barrio y que fomenten el sentimiento de pertenencia”. Es un tipo de miedo en la ciudad que puede inducir a pensar que en las ciudades cuanto más espacio público urbanizado y más densidad, menos miedo y más seguridad. No siempre es cierto.

Otro miedo es el de ese exceso de orden aparente y felicidad en las calles del Show de Truman, falta credibilidad. Ni vacío ni densidad, es la asepsia y la ausencia de vida creíble la que nos hace desconfiar de algún barrio de los creados en pocos años en los ensanches de alguna ciudad fruto del urbanismo de la tecno-planificación. Este no es un miedo a la agresión o la violencia sino un miedo a la falta de auténtica vida sucia y caótica de la que habla Juan Freire al hablar de la ciudad más real que la planificada, esa ciudad fruto de un urbanismo emergente, también llamando urbanismo P2P. Un urbanismo basado en la participación activa del ciudadano y basado en los retos tecnológicos y sociales.

Pero además del sospechoso orden o el vacío amenazador en los espacios públicos de la ciudad ahora convivimos en plena calle con esos guiños tecnológicos a lo Minority Report que nos pueden inquietar, es la presencia de cámaras a las que hace referencia Stepienybarno. En la película miles de cámaras en la calle, comercios o transporte público van identificando el iris de los ciudadanos y les controlan, personalizan el mensaje y por tanto les eliminan la libertad que la propia condición urbana nos ofrece hoy. A ese miedo al control, diferente al de la violencia o al emocional también habrá que enfrentarse y deberemos superarlo sin que nos paralice o nos haga dudar de discursos como los de la llamada Sentient City que nos ofrece Domenico di Siena

En las medievales ciudades fortificadas, en los barrios periféricos contemporáneos, en las inminentes ciudades imaginadas, veo el miedo como algo consustancial a las ciudades: entre otros motivos nos agrupamos para sentirnos protegidos y a la vez esa proximidad nos genera nuevos miedos fruto de esa misma convivencia. El espacio público de la ciudad es el escenario ideal en el que se visualiza ese miedo. Estoy de acuerdo con Stepienybarno cuando dicen que el miedo ha jugado un papel para que tengamos las ciudades que tenemos.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

fidelvza en twitter

A %d blogueros les gusta esto: